Día 9: Lejos de la Civilización

Hoy decidimos ponernos al día con todos los asuntos pendientes aprovechando el internet del Highland Center, por eso recorreremos los alrededores de la zona durante unas horas en la tarde y volveremos a dormir en el mismo sitio. Hoy no lloverá pero anuncian vientos de hasta 50Km/h.


Para hoy, tenemos 2 paradas bastante especiales, la primera, una cascada (si, otra) no muy conocida en la zona, su nombre: Sigoldufoss.

Perdida entre las desiertas montañas de piedra y ceniza volcánica se encuentra esta cascada, hermosa, al parecer nadie la había visitado durante algún tiempo, no habían marcas de vehículos kilómetros a la redonda.

Estuvimos un rato disfrutando de esta maravilla, con mucho cuidado de que el viento no nos arrastrara al agua, y seguimos al segundo destino del día.

Sigoldugljufur, en la misma zona que la cascada pero recorriendo otros caminos (o desiertos) laberínticos, es sin duda otra de las joyas ocultas en este hermoso país, es un cañón que apareció hace algunos años cuando la central hidroeléctrica tomó parte del agua que recorría la zona, esto hizo que se revelara esta increíble maravilla.


Otro oasis en medio de la nada. Para acceder tuvimos que pasar por una carretera solo para empleados de la planta hidroeléctrica, pero como no era día laborable en Islandia, nos arriesgamos, valió la pena sin duda alguna.

Luego hicimos unas paradas improvisadas en las características carreteras desiertas de Islandia.

Finalmente volvemos a nuestra base (Hrauneyjar Highland Center), ¡Hasta Mañana!

written by

Ingeniero en Aventuras, adicto a la adrenalina, acompáñame a recorrer el mundo. La vida es una sola, arriésgate y vive ahora.