Día 7: Golden Circle Personalizado

¡Buenos días!

hoy nos despertamos con full energía, ¡el sol salió!. Arrancamos rápido para aprovecharlo, hoy tenemos 3 destinos inigualables.

El “Golden Circle” o círculo dorado de Islandia, es un recorrido por 3 emblemáticas zonas, casi siempre full de turistas, pero valen la pena de visitar. Estos 3 sitios son:

Parque Nacional de Þingvellir, Gulfoss (Cascada) y Geysir.

Nosotros decidimos hacer nuestra propia versión del círculo dorado Islandés, así que cambiamos la cascada Gulfoss, por la cascada Glymur, no tan visitada por su difícil acceso, pero hasta el año 2011, fue la cascada mas alta en todo el país, solo que descubrieron una nueva caída de agua (de una parte del glaciar Vatnajokull derritiéndose) y le quitó el puesto a Glymur.
He visitado Gulfoss dos veces atrás, es una cascada impresionante, excelente para primeras visitas, pero si buscas algo un poco menos accesible y fácil, Glymur es una muy buena elección.

Glymur

El acceso hasta el Parking de la zona Glymur es relativamente fácil.


El reto comienza después, una caminata de aproximadamente 2 horas atravesando ríos, cuevas y terrenos difíciles (mas aún si vas en un día tormentoso).

Subir y bajar colinas de piedra, atravesar una cueva, ruta donde se debe pasar caminando por un pequeño tronco, atravesar parte de un río descalzos, el cual está extremadamente frío, a temperaturas hipotérmicas, así que cuidado de no caerse.


El camino es espectacular, lupines islandeses, glaciares a lo lejos, ríos, la hermosa vegetación local y al llegar, la hermosa cascada Glymur nos espera.

 

La caminata de regreso es más rápida por ser casi toda de bajada, unos refrigerios en la camioneta y a seguir el camino.

Parque Nacional de Þingvellir

Esta es otra de las joyas de Islandia, este parque nacional, donde se formó y ubicó primeramente el parlamento Islandés hace más de mil años, es un paraíso sin igual, cañones, grutas, ríos, lagos y paisajes volcánicos, se tiene mucho que explorar, como ya he estado acá antes, nos enfocamos hoy en la “creme de la creme”.

Almannagjá: Es la estructura mas dramática en todo el parque, es un cañón o falla, que marca el borde oriental de la placa tectónica Americana, el caminar por el medio de este cañón te hace sentir microscópico, lo único negativo es que casi siempre está lleno de turistas.

Silfra: ¿Te gustaría bucear entre dos placas tectónicas? Aquí puedes hacerlo, hace 5 años lo hice y lo recomiendo, hoy pasamos solo de visita, arriba es una vista agradable pero abajo del agua es increíble, es similar a encontrarte en el cañón de Almannagjá pero debajo del agua.

Peningagja: Uno de los pocos “casi secretos” que tiene el parque, no se encuentra señalado, este es un pequeño cañón pero lo que le falta en tamaño le sobra en belleza, es el único lugar en Islandia donde está permitido lanzar monedas al agua, si puedes ver tu moneda tocar el fondo del cañón a través del agua, dicen que tu deseo se cumplirá, vale la pena acercarse.


Es importante resaltar que se puede ir caminando a todo lo anterior, pero si se prefiere, se puede ir cambiando de “Parking” para quedar mas cerca de los puntos a visitar. Aún nos quedan energías así que seguimos con nuestro círculo dorado personalizado.

Geysir

Si Islandia fuese una torta, la cereza del tope sería este sitio. Es la tercera vez que vengo y podría venir mil veces mas. La zona Geysir es un valle geotermal, donde coexiste la vegetación con pequeñas piscinas de agua hirviendo, así como otras no tan pequeñas, donde una estrella se roba el show: Strokkur.

El valle Geysir representa gran parte de la sociedad de hoy en día, a los ancianos no se les toma en cuenta mientras que los jóvenes brillan, esta loca analogía la hago comparando los dos grandes géiseres del valle: Geysir y Strokkur.


Geysir lo inició todo, durante 10 mil años fue el Géiser principal del MUNDO, de hecho, el nombre Géiser (coloquialmente “chorro de agua que sale de la tierra”) proviene de la palabra islandesa Geysir.

Desde hace mas de 15 años, Geysir no hace erupción, por lo que la gente ha dejado de lado a este gran anciano, que fue maravilloso, llegaba hasta 170 metros de altura, ahora se encuentra al fondo del valle, la mayor parte de tiempo solo, mientras todos los turistas rodean al “joven” Strokkur, mas pequeño, con erupciones moderadas de hasta 20m de altura, pero lo hace cada 5-10 minutos, es todo un espectáculo, sin embargo, decidimos también dedicarle algo de tiempo al inolvidable Geysir.


Terminamos de ver este tremendo espectáculo casi a medianoche, como el sol siempre brilla en esta época y este valle nunca cierra, aprovechamos para tenerlo para nosotros solos, al ver el pronóstico para las próximas horas decidimos quedarnos en el Laugarvatn Hostel, de nuevo la noche iba a ser tormentosa.

written by

Ingeniero en Aventuras, adicto a la adrenalina, acompáñame a recorrer el mundo. La vida es una sola, arriésgate y vive ahora.